domingo, 23 de mayo de 2010

VALORES HUMANOS EN EN EL COMBATE NAVAL DE IQUIQUE




Ayer se recrearon las implicancias del Combate naval del puerto de Iquique (por entonces peruano), durante la Guerra del Pacifico (Perú-Chile). Según el H:. militar que realizó la disertación, cuando en determinado momento (21 de Enero de 1879) el monitor Huascar, un blindado de la Armada peruana bombardeó y espoloneó 3 veces a la corbeta de madera chilena Esmeralda, ocasionándole 143 muertos y 57 náufragos, sucedió un hecho inusual entre profanos pero común entre masones de valía. 2 valerosos capitanes: primero Arturo Prat Chacón (Mayo, 1879) y mas tarde Miguel Grau Seminario (Octubre,1879), pasarían a la posteridad convirtiéndose en máximos representantes de las armadas de sus países, al igualar acciones y actitudes magnánimas propias de héroes de epopeya que creíamos solo existían en los libros.

Con su buque casi destrozado Prat lejos de rendirse abordó al Huáscar sable y pistola en mano, muriendo defendiendo su divisa. Grau en vez de preservar para si las pertenencias del líder muerto, las colecta y las devuelve a la viuda del héroe enemigo : Carmela Carvajal adjuntándole una carta llena de condolencías y reconocimientos al valor de su ex-esposo. Con sentido de la historia, la viuda responde a la misiva con excelsa altura y recogimiento. Los náufragos chilenos a 800 metros de la costa tenían la suerte echada :morir en alta mar a falta de salvavidas, frío de las aguas y la interperie o, a manos de la población costera enemiga caso de arribar algunos a las costas peruanas de Iquique. Los códigos de guerra son contundentes : si no matas, te matan. Si Grau salvaba a los náufragos hubiese sido glorificado en el Perú, pero vilipendiado por siempre, en Chile. Por encima de actitudes parroquiales Grau, marino desde los 15 años y masón por tradición y convicción los salvo y puso a buen recaudo. ¿Que impulsó a Grau a perdonar a sus enemigos?. Su formación de hombre superior, forjada tras labrar la piedra bruta, vertebrada en las circunstancias mas inverosímiles y de altísima piedad como en este caso, en las que el ser humano pugna por reinvindicarse de algunos de sus desaciertos mas dolorosos : las guerras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Free counter and web stats